Diablo de Timanfaya

Éste es el viaje que realiza por las islas Canarias un hombre fascinado por los volcanes.
En esta historia salen volcanes vivos y muertos, un drago muy viejo, fantasmas, surfistas y drogadictos, luchadores, un par de reyes y gente que ama a no importa qué. Aparecen nombres como Fuerteventura, Humboldt, El Hierro, Vázquez-Figueroa, Teide o Manrique.
Hay quien como patatas en La Orotava, hay chapuzones en La Gomera, se fuman puros en La Palma y, sobre todo, hay gente que pisa volcanes incapaz de recordar que no es aconsejable jugar con los cráteres...